Los centros de datos también necesitan protección
11
Mar, Ago

Los centros de datos también necesitan protección

Seguridad

Cómo limitar los daños causados por las sobretensiones en los sistemas informáticos 

Según un estudio realizado por Oracle, los periodos de inactividad de los centros de datos tienen un coste medio de 1400 dólares por minuto, es decir, casi 100 000 dólares por una hora de falta de disponibilidad del sistema. En el mundo actual, ningún administrador de centros de datos puede permitirse dejar los activos sin protección frente a problemas en el suministro eléctrico, tanto por el coste económico como por la pérdida de reputación que representan. Jeff Edwards, CEO y fundador de Energy Control Systems, empresa especializada en protección contra sobretensiones aconseja a los administradores de centros de datos cómo mitigar los peligros de la baja calidad del suministro eléctrico.

Los centros de datos controlan todos los aspectos de la vida económica: desde la generación de electricidad, la iluminación, las telecomunicaciones, Internet, el transporte, el tráfico urbano, los bancos y los sistemas de seguridad hasta la atención sanitaria y el entretenimiento.

Los centros de datos necesitan un suministro eléctrico que no solo sea fiable, sino también libre de perturbaciones que puedan provocar fallos de los equipos, periodos de inactividad y corrupción de datos. Esto es algo que no está garantizado, pues la tensión estándar en Estados Unidos puede variar legalmente entre el 5,7 % y el 8,3 %.

A lo largo de los años se han desarrollado herramientas de monitorización para proporcionar mejor visibilidad del consumo energético en las instalaciones mediante un seguimiento de la carga de cada circuito y la previsión de los requisitos de alimentación. Los administradores de centros de datos pueden virtualizar activos con bajo rendimiento, poner fuera de servicio equipos antiguos y aumentar la escala. Las herramientas de virtualización también permiten a los administradores de centros de datos mejorar la gestión de la infraestructura y llevar a cabo una gestión energética proactiva identificando puntos conflictivos antes de que lleguen a niveles críticos para mejorar el rendimiento del servidor. La monitorización de todos los puntos de la ruta de distribución eléctrica puede representar la diferencia entre gestionar una sobretensión y verse afectado por ella.

Con estos datos, los operadores pueden reducir el derroche de energía entre un 20 % y un 40 %. El mantenimiento proactivo ayudará a ajustar las necesidades de energía y verificar que los componentes críticos del hardware funcionan con efectividad. La implementación de la supresión de sobretensiones en el centro de datos ayudará a garantizar la protección de los equipos y la correcta disipación de las sobretensiones.

Los problemas de calidad del suministro eléctrico pueden ser: armónicos eléctricos, un factor de potencia pobre, inestabilidad de la tensión y cargas no equilibradas en los equipos eléctricos. Diversas normas IEC específicas sobre calidad del suministro eléctrico sirven de orientación, como IEC 61000-4-11 —inmunidad a los huecos de tensión— 16 Amps o menos, IEC 61000-4-34 —inmunidad a los huecos de tensión— más de 16 Amps, e IEC 61000-4-30 —métodos de medida de la calidad del suministro eléctrico. Además, hay otras normas IEC 61000 que cubren aspectos como límites en emisiones de armónicos, pruebas y medida, instalación y mitigación, y emisiones e inmunidad genérica.

Supresión de sobretensiones

Las perturbaciones eléctricas pueden evitarse con la supresión de sobretensiones. Los responsables de instalaciones deben tomar medidas para mitigar daños y periodos de inactividad, y la supresión de sobretensiones es la solución para evitar averías en el suministro eléctrico y minimizar el deterioro del hardware.

La mayoría de los sistemas eléctricos pueden acomodar un determinado nivel de corrientes armónicas, pero tendrán problemas cuando los armónicos se conviertan en un componente significativo de la carga total. Cuando las corrientes armónicas de frecuencia superior pasan por el sistema eléctrico pueden causar errores de comunicación, recalentamiento y daños en el hardware, por ejemplo, recalentamiento de los equipos de distribución eléctrica, cables, transformadores y generadores de reserva.

Las altas tensiones y las corrientes circulantes pueden estar causadas por resonancia armónica, así como por averías en los equipos debido a una distorsión de tensión excesiva y por el aumento de las pérdidas internas de energía en los equipos conectados. La exposición continua a estos problemas en la calidad del suministro eléctrico puede acortar la vida útil del hardware y del software, lo que acabará produciendo averías. La baja calidad del suministro eléctrico también puede desencadenar disparos falsos de disyuntores de circuitos derivados, errores de medición, incendio de cableado y sistemas de distribución, averías de los generadores y bajada del factor de potencia del sistema, lo que daría lugar a penalizaciones en las facturas de servicios públicos.

Los centros de datos dependen del rendimiento óptimo del hardware y del software informáticos, por lo que una sobretensión puede causar costosos daños en los equipos y la productividad. La implementación de equipos eficientes que protejan el hardware y el software de las sobretensiones puede ayudar a los administradores de centros de datos a minimizar cualquier problema en la calidad del suministro eléctrico, tanto si se trata de una molestia como de daños más graves

 

e-max.it: your social media marketing partner
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
200 OK

OK

The server encountered an internal error or misconfiguration and was unable to complete your request.

Please contact the server administrator, [no address given] and inform them of the time the error occurred, and anything you might have done that may have caused the error.

More information about this error may be available in the server error log.